NUESTRO INTESTINO ES NUESTRO SEGUNDO CEREBRO

Todos hemos escuchado alguna vez frases del estilo: “tengo un nudo en el estómago”o “hay que digerir la derrota”. Incluso nosotros mismos “hemos sentido mariposas en el estómago” o hemos tenido que “tragarnos la decepción”. Y no es por casualidad. Nuestro cerebro y nuestro intestino están relacionados. Hasta el punto de que muchos lo llaman nuestro segundo cerebro.

SEGURO QUE HAS OÍDO ALGUNA VEZ…

Hay que tener estómago”

“Hay que digerir la derrota”

“Nos tragamos la decepción”

“Tengo un nudo en el estómago”

“Siento mariposas en el estómago”

“Me duele la barriga de los nervios”

SABÍAS QUE DENTRO DE TU BARRIGA HAY…

100 millones de neuronas, que conectan el estómago con el cerebro.

90% de la serotonina, que regula los estados de ánimo positivos y negativos.

70% células del sistema inmune, que nos defiende de las posibles agresiones externas.

UN POCO DE CIENCIA

El cerebro y el estómago están siempre en contacto. El cerebro, al estar aislado en el cráneo, necesita información sobre las moléculas que ingerimos. El estómago, que tiene millones de neuronas, es el encargado de proporcionarle esta información.

Es por eso que nuestra barriga tiene una estrecha relación en cómo nos sentimos, porque está siempre en contacto con nuestro cerebro.

CUIDA TU SEGUNDO CEREBRO CON ACTIVIA