Prebióticos

Alimento funcional compuesto por hidratos de carbono que, al no poder ser digerido por nuestro organismo, sirve de “alimento” para las bacterias intestinales beneficiosas.

¿Qué son?

 Los prebióticos son un tipo de alimentación funcional compuesto por hidratos de carbono que nuestro cuerpo no puede digerir, pero que sirve para “alimentar” bacterias intestinales beneficiosas. Existen unas características fundamentales que definen a los prebióticos:

  • No deben ser absorbidas en el tracto intestinal ni hidrolizados por las enzimas gastrointestinales.
  • Debe experimentar una fermentación bacteriana al llegar al colon.
  • Estimular de forma selectiva un número limitado de cepas de bacterias intestinales con efectos beneficiosos para el organismo.

¿Cuál es su función?

 La principal función de los prebióticos es alimentar las bacterias intestinales y, así, favorecer la flora intestinal. Una flora intestinal saludable es sinónimo de un mejor tránsito intestinal y una mayor actividad de las enzimas del colon.

Pero esta no es su única función. También ayudan a producir ácidos grasos de cadena corta, fuente de energía para las células y evitan el aumento de bacterias patógenas.