Vitaminas

Nutrientes esenciales que actúan como catalizadores de las diferentes reacciones químicas que ocurren en el organismo. Son esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo, aunque no las podemos producir nosotros mismos.

¿Qué son?

 Las vitaminas son nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Actúan como catalizadoras de todos los procesos fisiológicos.

Hay un total de 13 vitaminas que se dividen en dos tipos, las liposolubles y las hidrosolubles. Las primeras son aquellas que se disuelven en grasas y aceites. Al poder almacenarse en la grasa del cuerpo, no hace falta tomarlas cada día. Las vitaminas de tipo liposolubles son A, D, E y K. Por lo contrario, las vitaminas hidrosolubles son las que se disuelven en agua. A excepción de la vitamina B12, todas las vitaminas de este tipo se almacenan en el agua. ¿Qué significa esto? Que las acabamos expulsando por la orina. Así pues, estas vitaminas es importante consumirlas a diario. En este grupo encontramos la vitamina B1, B2, B3, B5, B6, B7/B8, B9, B12 y C.

 ¿Cuál es su función?

 Las vitaminas son imprescindibles para el buen funcionamiento del cuerpo. La función principal es actuar como regulador para que se produzcan reacciones metabólicas en las células.

A diferencia de los hidratos de carbono o las grasas, las vitaminas no aportan kilocalorías ni pueden convertirse en energía. Tampoco realizan ninguna función plástica o estructural.

 ¿Cómo las obtenemos?

 Las vitaminas son nutrientes que están en plantas y animales. Es decir, nuestro organismo no es capaz de producirlas, por lo que únicamente las podremos obtener a partir de la ingesta de alimentos.