Introducción a los probióticos: mucho más que palabras

Introducción a los probióticos: mucho más que palabras

Bacterias, flora, microbioma… Todos los términos que debes conocer para ser todo un experto en salud intestinal.

Bacteria

Microbios y pequeños organismos unicelulares. Las hay beneficiosas y dañinas. Adivina cuáles nos gustan a nosotros.

Fermentación

Es como la putrefacción, pero bien. Piensa en una recomposición más que en una descomposición. Como convertir leche en yogur o el col en kimchi. Cuando las bacterias, las levaduras u otros microorganismos descomponen los azúcares y los carbohidratos en distintos ácidos, gases o alcohol. Nosotros utilizamos un proceso único de fermentación natural de ocho horas, a temperatura corporal (37 °C), lo que permite que los probióticos de nuestros productos crezcan y se multipliquen.

Flora intestinal

Todas las bacterias y los microorganismos que viven en tu tracto digestivo. Dentro de ti, habitan alrededor de 300 a 500 tipos. Y su composición es tan única como la de tu huella dactilar.

Probióticos

Fermentos vivos que, tomados en cantidades adecuadas, proporcionan un beneficio para la salud. Están vivos y te hacen bien más allá de aportar a tu nutrición. Nombre derivado del griego y el latín y que significa «favorecedor para la vida». Hay miles de millones de ellos en cada producto de Activia.

Microbiota

Todos los microorganismos que existen de manera natural en un entorno determinado. Podría ser en tu cuerpo completo, en el intestino, en un animal o en una planta. Bacterias, hongos, virus, levaduras… Si están vivos, se incluyen.

Microbioma

Igual que la microbiota, pero con material genético adicional añadido. A menudo, los científicos utilizan ambas palabras indistintamente, pero los más puntillosos saben que hay una ligera diferencia.

2019 Danone Ltd. Todos los derechos reservados

ES