¿Cuándo tomar probióticos?

Muchos expertos coinciden en que añadir probióticos en nuestra dieta diaria es muy beneficioso para nuestro organismo, ya que es una manera simple de ayudar a nuestro sistema inmunológico y digestivo.

Aunque cualquier momento es bueno para tomarlos y fortalecer la microbiota intestinal, hay algunas situaciones en las que es más recomendable: cuando nuestras bacterias intestinales están en desequilibrio. Esto puede suceder por varias razones como haber realizado tratamientos con antibióticos, haber pasado una época de estrés o por llevar una dieta poco saludable.

Los probióticos pueden  reforzar las defensas de nuestro organismo y ayudar
a mantener nuestro cuerpo preparado ante posibles enfermedades.

La realidad:

Los prebióticos son parte de los alimentos que el organismo no puede digerir y, por tanto, sirve como “alimento” para las bacterias que forman la flora intestinal. Es decir, por normal, los prebióticos forman parte de nuestra alimentación de forma natural. Los podemos encontrar, sobre todo, en alimentos como el trigo, la avena o las alcachofas.

En cualquier momento, en cualquier lugar

Cualquier momento del día es bueno para tomar probióticos. De hecho, una dieta equilibrada ya incorpora estos alimentos de manera habitual.

Aún así, muchos expertos coinciden en que una buena hora para consumir alimentos con probióticos es durante el desayuno, porque es la mejor manera ayudar a nuestro sistema digestivo desde primera hora del día.

Desde hace 30 años, investigamos y perfeccionamos nuestros productos para conseguir un sabor y una textura única, para que Activia sea la manera más deliciosa y natural de tomar probióticos cada día.

¡Descubre todas nuestras variedades!