Comidas no planificadas

Las comidas no planificadas son una de las causas que pueden provocar malestar digestivo; porque el estómago a veces recibe mayor cantidad de comida para la que está preparado.

Cuando comemos a deshoras o en ocasiones especiales se puede provocar una digestión lenta o incompleta de los alimentos antes de que pasen al intestino y puedan producir pesadez.

Evitar estas molestias es sencillo, si nos centramos en comer despacio y mantenemos un horario regular de comidas para no llegar con excesiva hambre a ese momento.